Inicio » Fanfictions » ¡Al rescate de Ranma!

¡Al rescate de Ranma!

Suscríbete al boletín de actualizaciones


Este fanfic está enmarcado en los capítulos clásicos del anime, y basado en “El espíritu maligno viene por Ranma”, a decir verdad, es más bien como otra historia con el espíritu de la chica pelirroja. Espero lo disfruten ^_^

———

DOJOU TENDO, HABITACIÓN DE RANMA

Era una silenciosa noche, pero muy clara. Ranma dormía plácidamente, no escuchaba ronquidos, doble almohada y tenía todo el espacio para sí ya que Genma había partido con Soun a un viaje de entrenamiento.

De pronto, lentamente la puerta de la habitación comenzó a abrirse sin hacer el más mínimo ruido y se cerró rápidamente. La luz de la luna que entraba por la ventana proyectaba sobre el cuerpo de Ranma la sombra de un hombre pequeño.

-Esta noche si modelarás para mi, je je je- murmuró la sombra para sus adentros.

Ranma se reacomodó, seguía totalmente profundo. Inmediatamente la sombra comenzó a montar como una especie de altar. Cuando todo estuvo listo, de un pequeño recipiente comenzó a salir una espesa nube de humo, mientras que la sombra rezaba en voz baja una antigua oración en chino.

La nube fue rodeando poco a poco el cuerpo de Ranma. De pronto algo levantó su cuerpo y el espíritu de la mujer pelirroja salió de él, después la nube de humo volvió a acostarlo suavemente en la cama, profundamente dormido.

-Te he liberado espíritu, ahora debes obedecerme a mí, a Happosai- dijo la sombra.

El espíritu de la mujer se dirigió hacia Happosai con una sonrisa maliciosa y le dijo –Vaya que es un viejo libidinoso… es la segunda vez que me libera del cuerpo de Ranma- y entonces, miró de reojo a Ranma quien aún seguía dormido ignorando todo lo que acontecía.

-Sí, es cierto- respondió Happosai –Es que sólo quiero que te pongas este lindo regalito que te traje- y abriendo una cajita sacó un hermoso brasier de fino encaje blanco.

El espíritu de la mujer lo miró desafiante y exclamó –Esta bien maestro Happosai, lo modelaré para usted, ¡sólo si logra vencerme!- e inmediatamente salió corriendo hacia la ventana y la atravesó fácilmente.

-Ah, ¿me retas?- exclamó Happosai –¡Me encantan las chicas desafiantes!- recogió rápidamente todo lo que había armado y salió por la ventana sin dejar una sola huella en la habitación.

PATIO DEL DOJOU TENDO

-Tardó mucho viejo… ¡que comience la batalla!- exclamó el espíritu al verlo y tomó posición de guardia. Happosai por su lado hizo lo mismo.

Ella le lanzó una mirada maliciosa y desafiante que se estrelló con los ojos brillantes del maestro. La luna brillaba muy alta en el cielo y una suave brisa mecía las ramas en las copas de los árboles.

-¡Ahora!- gritó el espíritu y se quitó la camisilla que llevaba puesta. Su hermosa figura de mujer, de cintura para arriba, quedó totalmente desnuda. Happosai no pudo resistirlo y con sus ojos redondos, negros y brillantes, se abalanzó sobre los senos de la chica, quien inmediatamente reaccionó y golpeó al maestro muy fuerte aplicándolo el truco de las castañas calientes. Happosai no tuvo tiempo de reaccionar y quedó inconsciente sobre la suave hierba.

El espíritu de la mujer lo vio y susurró –Viejo lujurioso, sabía que lo harías… je je je- entonces alzó la mirada y la clavó en la ventana de la habitación de Ranma.

-Serás mío, querido Ranma… será mío tu cuerpo y destruiré tu alma ja ja ja ja- y empezó a diluirse como humo en el aire, dirigiéndose hacia la habitación de él.

HABITACIÓN DE RANMA

Ranma seguía durmiendo plácidamente, el espíritu de la mujer se acomodó a su lado y acariciando sus cabellos murmuró –Completaré con todo éxito lo que una vez me impidieron hacer… ja ja ja… ¡ahora si serás mío!

Luego se colocó en pie y lo miró nuevamente, pero era una mirada de triunfo y de malicia y comenzó a entrar en el cuerpo de Ranma. Inmediatamente Ranma comenzó a tener un sueño intranquilo, hacia gestos desagradables con su cara y se acomodaba constantemente, empezó a sudar copiosamente hasta que el sopor lo despertó.

-Que pasará.. me siento extraño…- dijo, hizo un esfuerzo por levantarse y abrió la ventana. Una brisa fresca inundó el cuarto y Ranma pronto volvió a dormirse.

HABITACIÓN DE AKANE

Los primeros rayos del sol se colaban por la ventana, ¿serían las 6:00 o las 7:00 am?, no importaba.

Akane restregó un poco sus ojos, un buen bostezo, una desperezada y se levantó.

ESCALERAS

-¿Akane eres tú?- preguntó Kasumi al escuchar pasos en la escalera.

-Sí Kasumi, soy yo…- respondió Akane.

-Akane por favor, despierta a Ranma o llegarán retrasados a la escuela- volvió a decir Kasumi.

-¡Pero por qué yo!- exclamó con tono de enojo Akane.

-Vamos Akane, ve y llámalo- se limitó a decirle Kasumi.

-¡Está bien!- respondió secamente Akane y subió nuevamente las escaleras.

HABITACION DE RANMA

Akane corrió la puerta de la habitación y vio a Ranma aún durmiendo, se acercó y empezó a llamarlo.

-Ranma… Ranma… Ranma… que despiertes o llegaremos tarde a la escuela- dijo Akane.

Ranma abrió los ojos lentamente, la miró y se sentó. Entonces sintió un horrible mareo y sujetó su cabeza con ambas manos.

Akane se sorprendió –¿Te sientes bien Ranma?- le preguntó con un tono de algo de preocupación.

-No sé… no tuve una buena noche y ahora este mareo- respondió él –pero no te preocupes, estaré bien.

-¡Y quién te dijo que me preocupé!- le dijo airadamente Akane.

-Si, si… ya lo sé, estás aquí porque no quieres llegar tarde a la escuela y no te interesa nada más- respondió Ranma con tono de indiferencia y sin prestarle la más mínima atención.

-¡Como quieras!- le gritó Akane y se marchó.

ESCALERAS

-¿Akane eres tú?- preguntó Kasumi al sentir nuevamente pasos en la escalera.

-Sí Kasumi- respondió ella.

-¿Llamaste a Ranma?- volvió a preguntar.

-Sí ya lo llamé- respondió secamente Akane mientras decía para sus adentros –Ranma es un odioso… ¡uich!- y sentó en la mesa a desayunar.

-¡Buenos días!- dijo Nabiki al sentarse a la mesa.

-¡Buenos días Nabiki!- le dijo Kasumi pasándole un plato de arroz.

-¿Aún papá y tío Genma no han llegado?- preguntó Nabiki.

-No, aún no Nabiki- respondió Kasumi.

En ese momento llegó Ranma y se apoyó en el marco de la puerta.

-¿Te sientes bien Ranma?- preguntó Kasumi al verlo –Te ves muy pálido…

-Tuve una mala noche- respondió Ranma y se sentó la lado de Akane a desayunar.

-Vaya Ranma, realmente te ves mal… no deberías ir a la escuela…- le dijo Nabiki.

-No, no es nada serio… ya se me pasará… gracias por preocuparte Nabiki- respondió Ranma.

Akane al escucharlo le lanzó una mirada furibunda, apuró su plato y se levantó.

-Bueno, ¡vámonos!- le gritó a Ranma, cogió su maleta y se fue.

-¡Espérame!, ¡ya voy!- respondió Ranma, dejó el plato sobre la mesa y se levantó. Cogió su morral y la siguió.

-¡Que tengan buen día chicos!- exclamó Kasumi.

EN LA CALLE…

Akane caminaba rápidamente y Ranma rezagado trataba de seguirle el paso. Akane al verlo le preguntó –¿Realmente te sientes mal?

-Este dolor de cabeza está empeorando- respondió.

-Podemos llegar a donde el Dr. Tofu- le sugirió Akane.

-No, ya vamos retrasados… mejor a la salida- dijo Ranma.

-Está bien- le dijo Akane –Pero si seguimos a este paso, llegaremos mañana a la escuela… hmmm, ya lo sé.. Espérame aquí Ranma, ¡vuelvo enseguida!

-¿Qué vas a hacer Akane?- le preguntó.

Pero en ese mismo instante regresaba Akane con un balde agua fría –Si te vuelves chica, podré cargarte y llegaremos rápido a la escuela- le dijo sonriendo y amablemente.

-No me gusta estar como chica, pero parece una buena idea- comentó Ranma y tomando el baldo lo arrojó sobre sí.

-Listo Akane- dijo Ranma-chan

Entonces Akane lo cargó en su espalda y echó a correr rápidamente, pero Ranma comenzó a sentirse peor.

ESCUELA FURINKAN

Llegaron justo a tiempo 8:30 am, el reloj de la escuela tocaba las campanadas.

-Llegamos Ranma- dijo Akane –Iremos al gimnasio, no creo que haya nadie aún allí.

Con Ranma a sus espaldas corrió hacia el gimnasio y por fortuna, estaba vacío. Entonces colocó suavemente a Ranma-chan en el suelo y le dijo –Espérame voy por agua caliente.

Ranma-chan se sentó –Diablos, -dijo para sí mismo -Que mal me siento… me siento peor ahora que cuando estaba como hombre.

-¿Ranma!- exclamó Akane -Aquí está el agua caliente- y empezó a regarla sobre su cabeza. –¡Ya está!… ¿cómo te sientes ahora?- le preguntó.

-Me sentí aún peor cuando me transformé en chica, pero ahora que soy hombre me siento mal pero un poco menos- le respondió él.

-Bueno, vamos- lo apuró Akane.

Ranma se levantó y se tambaleó.

-Ranma, ¿puedes caminar?- le preguntó Akane con preocupación.

-Sí, sí… estoy bien Akane… sólo fue un leve mareo- se limitó a responder Ranma y salieron del gimnasio, sin embargo Ranma caminaba cabizbajo y con una mano restregaba su frente.

ESCUELA FURINKAN, SALON 1F

La clase de la primera hora no era muy divertida, puras matemáticas.

Akane atenta escuchaba la explicación del maestro, mientras miraba de reojo a Ranma.

-¡Saotome Ranma!- exclamó el profesor –¡Este no es lugar para dormir!- y le lanzó el borrador que tenía en la mano.

Ranma que estaba acostado en su puesto, pegó un brinco y se puso de pie, pero sintió que el mundo le daba vuelta y cayó al suelo, desmayado.

Akane al ver esto, se levantó rápidamente y comenzó a sacudir a Ranma suavemente y a llamarlo.

-¡Ranma!, ¡Ranma!, ¡Ranma! ¡Despierta!- pero Ranma no reaccionaba.

-¡Profesor!- exclamó Akane –por favor, permita que lo lleve a la enfermería.

El profesor asintió inmediatamente.

-¡Hiroshi, Daisuke! ¡ayúdenme por favor!- exclamó Akane.

-Sí Akane- respondieron los dos al tiempo y levantaron a Ranma por los brazos.

-¡Vaya que si pesa!- comentó Daisuke haciendo un esfuerzo por sostenerlo por uno de sus brazos.

-¡Rápido, apúrense!- les gritó Akane y salieron del salón.

ENFERMERÍA DE LA ESCUELA FURINKAN

-Dígame, ¿qué tiene?- preguntó afanosamente Akane.

La enferma lo revisaba una y otra vez y al final le dijo –Pues la verdad, no lo sé… físicamente está en buenas condiciones, no parece estar enfermo. Creo que no te puedo ayudar, tendrás que llevarlo con el Doctor.

-Comprendo- respondió Akane desalentada.

Ranma aún seguía inconsciente, pero los gestos de su cara reflejaban que algo realmente malo estaba pasando con él … o dentro de él.

Akane lo miraba con mucha preocupación y suavemente le susurró al oído –Tranquilo Ranma, llamaré al Dr. Tofu, ¡él te ayudará!

Pero en ese instante la puerta de la enfermería saltó por los aires y una voz exclamó.

-¿Dónde estás Ranma Saotome? ¡he venido a retarte!

-Oh, lo que faltaba- suspiró Akane -Kuno, ¿qué es lo que haces aquí?- le gritó enojada.

-Vaya, pero si es la hermosa Akane Tendo- exclamó Kuno al verla y sacó un hermoso ramo de rosas rojas y se las entregó -Ahora no puedo salir contigo mi amada Akane… ¡he venido a retar a Ranma!

-¡Y quién te dijo que quiero salir contigo!- gritó recontra enojada Akane –Además, ¡Ranma está enfermo y no puede pelear!

-Ranma, ¿enfermo?- preguntó sorprendido Kuno – lo que pasa es que tiene miedo de pelear contra el Gran Kuno Tatewaki, el muy cobarde, ¡JA!

-Ranma no es ningún cobarde y no te tiene miedo Kuno–exclamó Akane super enfadada –¡Yo pelearé en su lugar!- y tomó posición de combate.

-Oh Akane Tendo – dijo Kuno vanidosamente –Me retas para que pueda vencerte y salir conmigo… está bien, ¡te complaceré!- y tomó posición en guardia.

-No me interesas Kuno, ¡jamás saldré contigo!- exclamó Akane y le propinó un gran puño en la cara que lo sacó por la ventana de la enfermería, haciéndola añicos y lo mandó a volar hasta el otro lado de Japón.

-Akane Tendooooooo, teeee aaammmoooooo- fue lo único que alcanzó a decir Kuno.

Akane tomando un respiro dijo –¡Que pesado!- se sacudió las manos y regresó a la camilla donde estaba acostado Ranma, le tocó la frente y se sorprendió –Vaya, tienes fiebre… hubiera sido mejor que te quedaras en casa… espérame, llamaré al Dr. Tofu- y se retiró.

De pronto Ranma susurró con voz forzosa –No me dejaré vencer-, entonces sus ojos se abrieron y su cara tomó una expresión maléfica de victoria y una voz de mujer salió de su boca -Eso ya lo veremos… ja ja ja- y dicho esto volvió a quedar inconsciente.

Mientras Tanto Akane en el teléfono.

-Dr Tofu, habla Akane.

-Oh, ¿cómo estás Akane?- respondió el Dr.

-Dr., Ranma está muy mal, tiene que verlo- dijo Akane preocupada.

-Está bien Akane, ¿dónde están?

-En la enfermería de la escuela Dr. Tofu- respondió Akane.

-Llegaré dentro de un momento- respondió el Dr. y cerró la llamada.

Akane regresó al lado de Ranma y le dijo –Ya viene el Dr. Tofu, Ranma- entonces le tomó una mano y la apretó fuertemente contra la suya –nunca te había visto así- susurró –pero sé que estarás bien…

-¿Akane? exclamó una voz.

-¡Por aquí Dr.!- contestó ella.

El Dr. entró y dio unos pasos y vio a Ranma acostado en la camilla y al lado Akane.

-¿Qué le sucede?- preguntó.

-No lo sé… ha estado muy mal desde esta mañana- respondió Akane quien ya no ocultaba lo tensa que estaba por Ranma –Dígame Dr., ¿qué tiene?

-Es realmente extraño, físicamente Ranma se ve bien… es mejor que lo llevemos a casa- dijo finalmente el Dr. Tofu.

-De acuerdo- asintió Akane y se dirigió a Hiroshi y Daisuke que habían estado allí contemplado todo y les dijo –Gracias por todo.

Hiroshi y Daisuke salieron de la enfermería.

-Ahhh Daisuke, ¡no sabes que envidia me da Ranma!- exclamó Hiroshi

-Si Hiroshi… ojalá Akane fuera mi prometida… me hubiera gustado que se preocupara así por mi- respondió dando un suspiro Daisuke.

-Sí, es cierto- contestó Hiroshi y se alejaron.

DOJOU TENDO

-¡Ya llegamos!- exclamó Akane al abrir la puerta.

-Oh Akane, eres tú… – dijo Nabiki al verla.

–¿Y qué le pasó a Ranma?- exclamó Kasumi al ver a Ranma en los brazos del Dr. Tofu.

-Oh no…- susurró Akane

Inmediatamente los lentes del Dr. Tofu se nublaron y soltó a Ranma. Kasumi se asustó y exclamó –¡Cuidado Dr. Tofu, soltó a Ranma!

Akane reaccionó rápidamente y alcanzó a tomar a Ranma por los brazos antes de que se estrellara contra el piso.

-¡Uy, menos mal!- dijo dando un respiro.

-Kasumi, je je je, ¿y qué haces por aquí?- preguntó el Dr. Tofu moviendo nerviosamente sus manos.

-Usted tan gracioso como siempre Dr. Tofu, recuerde que aquí vivo- le respondió Kasumi divertida.

-Oh, sí sí, es cierto, je je je –dijo el Dr. Tofu.

-Vamos Nabiki, ayúdame – dijo finalmente Akane.

–Dejemos al Dr. Tofu con Kasumi.

-Por 500 yens Akane- dijo Nabiki.

-¡Nabiki!- gritó Akane.

-Está bien, está bien- dijo Nabiki y tomó a Ranma por el otro brazo y lo pasó detrás de su cuello y subieron las escaleras.

HABITACIÓN DE RANMA

Al entrar, acostaron a Ranma en su cama (más bien en su colcha).

-Nabiki, dile a Kasumi que me traiga un poco de agua fría y un paño… Ranma tiene mucha fiebre- dijo Akane.

-¿Estás preocupada?- preguntó vivamente Nabiki.

-Nabiki por favor- respondió Akane mirándola –no es hora de hablar de eso.

-Haces muy bien en cuidar a tu prometido- le dijo divertida Nabiki.

-¡Nabiki, por favor!- exclamó molesta Akane.

-Ya voy, ya voy- respondió Nabiki mientras soltaba una risita y salió de la habitación.

En ese momento Ranma abrió los ojos –Akane…- murmuró débilmente.

-¿Ranma!- exclamó Akane –¿te sientes mejor?- pero Ranma ya no la escuchaba, estaba inconsciente.

En ese momento llegó Kasumi –Aquí está lo que me pediste Akane.

-Gracias Kasumi- respondió ella y tomó el pañito, lo mojó en agua y lo colocó en la frente de Ranma.

-¿Qué le sucede a Ranma?- preguntó el maestro Happosai al llegar.

-Está enfermo maestro- le respondió Kasumi.

-¡Y no se atreva a molestarlo!- le gritó Akane.

-Pero si yo sólo quería saber que le pasaba- y empezó a llorar – lo que pasa es que ustedes no comprenden a un pobre viejito como yo… snifff snifff buaahh buahhh.

Entonces, la puerta de la habitación se abrió violentamente y Genma entró corriendo y se arrodilló al lado de Ranma. Detrás de él venían Soun y Nabiki.

-¡Qué te sucede hijo mío!- exclamó Genma mientras lo sacudía violentamente.

-¡Ya basta Tío Genma!- exclamó Akane mientras lo miraba furiosamente.

-Gracias por cuidarlo Akane, serás una buena esposa…- dijo Genma.

Akane lo miró y se limitó a decir melancólicamente –El Dr. Tofu tampoco sabe que tiene.

-Oh mi pobre hijo, ¡mi hijo! snifff- decía Genma mientras lloraba.

-Ya, ya cálmese Señor Saotome- trataba de consolarlo Soun.

En ese momento Ranma se sentó bruscamente y con voz débil gritó –¡No me vencerás!- y abrió los ojos, los cuales destellaron una luz roja y la voz de una mujer exclamó –¡Eso es lo que tú crees, tu cuerpo será mío!… ja ja ja…- y dirigió la mirada hacia el maestro que lo veía sorprendido –Gracias a ti Happosai… ¡Ranma será mío!- y cerró nuevamente los ojos y cayó desplomado en la cama.

Todos estaban atónitos ante lo que acaba de suceder, momento que intentó aprovechar el maestro para escapar. En esas Nabiki lo tomó por su traje y lo alzó –¿A dónde piensa que va maestro?, tiene mucho que explicar.

-!Sí maestro!- dijo Akane –¿Qué tiene que ver usted con lo que le pasa a Ranma?

-Happosai, ¡estamos esperando una respuesta!- dijo Soun.

-¡Yo no le he hecho nada! sniffff- gritaba y pataleaba el maestro –ustedes siempre me echan la culpa de todo snifff snifff buaaaa buaaaa.

-Un momento- dijo Nabiki al recordar –Yo lo vi a usted anoche en la habitación de Ranma.

-¿Qué?- exclamaron todo al tiempo.

-Sí- dijo Nabiki –anoche cuando me levanté a tomar un poco de agua, me llamó la atención al ver que la puerta de la habitación de Ranma se abrió y se cerró rápidamente. Entonces me acerqué y la corrí un poquito sin hacer ruido y vi al maestro Happosai haciendo un conjuro que liberó el espíritu de la mujer que vive dentro de Ranma, y más tarde vi como ella salió por la ventana y el maestro recogió todo y la siguió. Como vi que se marcharon y regresé a dormir.

Entonces Kasumi tomó la palabra -Claro, esta mañana cuando tendía la ropa en el patio, encontré al maestro Happosai sin sentido y muy amoratado, además estaba todo vestido de negro y habían muchas cosas y frascos tirados a su alrededor.

-¡Confiese maestro!- gritó Akane otra vez furiosa (Akane si que se enoja, ¿eh?) –¡Ya lo hemos descubierto!

Happosai bajó la mirada y dijo –Sí, yo le hice un conjuro al espíritu de la chica Ranma para liberarla y que se pusiera un lindo brasier que le había llevado.

-¡Maestro pervertido y libidinoso!- exclamó aún más furiosa Akane y le dio un golpazo que lo mando a volar hasta Júpiter.

-Pero es un conjuro muy peligroso- exclamó Cologne desde la puerta.

-Oh, ¿usted aquí?- preguntó asombrada Akane.

-¡Bienvenida abuela!- dijo sonriendo Kasumi.

-Sí, es un a técnica muy peligrosa que acabará por destruir el espíritu de Ranma- volvió a decir Cologne.

-¿Destruir el espíritu de Ranma?- exclamaron todos al tiempo.

-Ranma está enfermo, pero no es su cuerpo el que sufre sino su espíritu- entonces Cologne se acercó a Ranma y lo miró fijamente –Dentro de su cuerpo luchan dos espíritus por la posesión del mismo. Normalmente prima el espíritu que está primero, pero ese tonto de Happosai volvió a violentar esa seguridad y ahora… si gana el espíritu de mujer, habremos perdido a Ranma para siempre.

-¿Ranma va a morir?- exclamó muy angustiada Akane.

-No dije eso niña- respondió la anciana –Sólo que es una lucha que sólo Ranma puede librar y nadie de nosotros podrá ayudarlo.

-Interesante abuela –dijo Soun –Pero díganos, ¿cómo ese espíritu de mujer, destruirá a Ranma?

-Muy fácil- dijo Cologne –El espíritu de la chica irá destruyendo poco a poco el sentido de la vida de Ranma.

-¿El sentido de la vida?- preguntó extrañada Akane.

-Sí, los motivos que tenemos para vivir, aquellas cosas que nos impulsan a seguir viviendo– respondió Cologne nuevamente.

-Pero debe haber alguna manera de ayudarlo- dijo Akane.

Y un gran estruendo se escuchó. Ukyo, Kodachi y Shampoo entraron al tiempo por la puerta.

-¡Me he enterado que mi Ranma está enfermo!- exclamó Kodachi –quiero verlo!!!-.

-¿Dónde está Ranma?- dijo Ukyo.

-Nihao a todos- dijo Shampoo –¿Qué le sucede a Ranma?

-¡Pero esto es el colmo!- exclamó furiosa Akane –¡Ni en estos momento lo dejan en paz!

-¡Tenemos derecho a velo!- respondió Ukyo y las tres se abalanzaron sobre Ranma.

Akane se levantó y les dio la espalda y se dirigió hacia Cologne.

-Debe haber alguna forma de ayudarlo- dijo Akane.

-De hecho la hay…- respondió la anciana.

-¿Cuál?- preguntaron las cuatro prometidas al tiempo –¡haremos lo que sea necesario!

-Lo que más ama Ranma en este mundo, por lo que él daría la vida para protegerlo… ese es un motivo para vivir- dijo finalmente Cologne –Pueden ayudar a Ranma si le recuerdan el principal motivo que tiene para seguir viviendo y así lograr que derrote a ese espíritu maligno.

-¡Mis tradicionales panes japoneses!- gritó Ukyo –¡Ranma adora mis panes japoneses!- y entonces le susurró al oído –Ranma, recuerda la deliciosa comida que preparo con mucho amor para ti.

-¿Estás loca?- exclamó Shampoo –¡Ranma adora los ricos tallarines que yo le preparo!- y apartó a Ukyo bruscamente y le susurró –Recuerda cuanto te amo Ranma y todo el amor que le pongo a la comida que te preparo.

-¡Pero que pesadas…¡uich!- exclamó Akane frunciendo el ceño, cruzó los brazos y torció la cara.

Entonces Genma se acercó, apartó a las prometidas y abrazó fuertemente a Ranma y le dijo –¡Recuerda Ranma, recuerda a Nodoka, recuérdame a mi!

Súbitamente Ranma despertó y soltó una carcajada con voz de mujer –¡Triunfé!… ¡el cuerpo de Ranma es ahora mío!- y alejó a Genma de un golpe y se levantó.

-Ya no pueden hacer nada… el Ranma que conocieron ya no existe, ¡ahora para siempre seré mujer!

Akane al escuchar esto se abalanzó con lágrimas en los ojos a Ranma y lo abrazó fuertemente –¡Noooo! ¡Noooo! ¡No Ranma! te amo, ¡te amo mi amor! ¡te amo Ranma Saotome!

Todos quedaron estupefactos. Akane se aferraba fuertemente al cuerpo de Ranma y el espíritu quedó petrificado de asombro.

-Vaya que eres lenta Akane- susurró Cologne.

-¡Qué me has hecho niña tonta!- exclamó el espíritu –oh oh oh, ¿qué me sucede?

-¡Ahora si te venceré!!- exclamó una voz de hombre y haciendo acopio del resto de sus fuerzas, Ranma logró liberarse finalmente del poder de la chica Ranma, quien salió inmediatamente de su cuerpo y cayó tendida en el suelo.

Todos estaban muy sorprendidos con todo lo que estaba pasando, incluyendo a la misma Akane, que aún seguía abrazando a Ranma.

Ranma volvió a perder la conciencia por un momento, pero enseguida se recuperó. Entonces el espíritu comenzó a desintegrarse poco a poco y regresó al cuerpo de Ranma –¡He vuelto a tomar el control!- exclamó jubiloso Ranma-kun.

-Bueno, ha sido todo aquí- dijo Cologne –Shampoo ¡vámonos!

-Si bisabuela- respondió Shampoo triste y se fueron.

-Yo debo irme, los clientes me esperan- dijo Ukyo triste también y se marchó.

-Yo me retiro también, pero no creas que has vencido Akane Tendo… ja ja ja… ja ja ja- dijo Kodachi y se fue, no sin antes dejar todo el piso tapizado con pétalos de rosas negras.

-Ahora que recuerdo, el Dr. Tofu está aún abajo- dijo Kasumi y se retiró rápidamente.

-Nosotros también nos vamos- dijo Soun y se llevó consigo a Genma y Nabiki.

-Me alegra que estés bien Ranma- susurró nuevamente Akane y dejó de abrazarlo no sin antes sonrojarse.

-No creas que no escuché todo lo que dijiste- le dijo Ranma.

-Lo dije sólo por ayudarte, no vayas a creer otra cosa- le respondió secamente.

-Sí, me lo imaginaba, la poco romántica Akane- contestó Ranma en el mismo tono de voz.

Akane lo miró entonces con gesto de rabia –¡uich!, tras que me preocupo por ti…- le dijo.

-De todas formas, gracias Akane- le dijo Ranma –Aunque lo creas o no, te estoy muy agradecido… nunca había imaginado que algo semejante me sucedería…

-¡Y todo por culpa del maestro Happosai!- completó ella.

-Si, ese viejo libidinoso… ¡después le daré su lección!- respondió Ranma.

-De nada Ranma…- dijo Akane suavemente.

-¿Qué?- preguntó él

-Que me alegra mucho que estés bien… por un momento llegué a pensar que no te vería más- y con lagrimitas escondidas en los ojos volvió a abrazarlo fuertemente.

Ranma se sorprendió –¡Akane!-, la miró tiernamente, acarició su cabello y la abrazó.

FIN

Fanfic “¡Al rescate de Ranma!” por  Lucy Saotome (Tania Lucía Cobos). Febrero 2000.

Ranma ½ propiedad intelectual de Rumiko Takahashi.

Si quieres tener la colección completa de todos los fanfics publicados en este sitio, te invito a descargar sin costo alguno, el e-book “Siete años, siete historias. Fanfictions basados en la serie de televisión Ranma 1/2” en Bubok o Scribd.

Si quieres marcar este fanfic como tu favorito o hacer algún comentario sobre el mismo, hazlo en Fanfiction.net

Regresar a Fanfictions

 

VN:F [1.9.22_1171]